Header Ads

Narcotraficante Edison ‘Pantera’ Miranda "Esta Fugitivo"



El exboxeador colombiano Edison “La Pantera” Miranda Angulo, acusado de pertenecer a una organización de narcotraficantes, está nuevamente en problemas, luego que la Oficina de Probatoria pidió a la jueza federal Aida Delgado que emita una orden de arresto en su contra por no reportarse a su oficial probatorio.
Según el expediente electrónico del Tribunal Federal, se desconoce el paradero de Miranda Angulo, quien reside en Miami, Florida.
El exdeportista fue arrestado en febrero de 2015. Para esa fecha compareció a la vista de fianza ante la magistrada Camille Vélez Rivé, quien le concedió libertad bajo fianza con la condición de que compareciera ante su oficial probatorio en Miami. Pero, no lo hizo.
El acusado estuvo cumpliendo con las condiciones hasta hace poco.
El abogado del acusado, Richard Dansoh, radicó una moción en la que le informó a Delgado que ha intentado comunicarse con su cliente, pero que no ha dado con él.
Asimismo, le notificó a la jueza que en el pasado le ha explicado al deportista las consecuencias de no comparecer.
La Pantera había decidido enfrentar el juicio junto a los coacusados Jorge Villarán Romero, Yurgen Gabriel Alvarez y Adolfo León García.
Los restantes 25 acusados se declararon culpables por este caso.
Convicto por lavado de dinero
El exboxeador enfrentó cargos por conspiración para poseer con la intención de distribuir sustancias controladas y conspiración para lavado de dinero.
La organización de la que alegadamente forma parte La Pantera era liderada por Carlos “Torero” Segura Galvis e integrada por otros siete colombianos y 20 puertorriqueños; generó unos $5 millones entre noviembre de 2010 y septiembre de 2012, producto de las ocho toneladas de droga que importó desde Suramérica, a través de varias islas del Caribe hasta Puerto Rico. La mayor parte de la droga era destinada a Estados Unidos.
Segura Galvis y los demás acusados fueron arrestados durante un operativo efectuado por las autoridades estadounidenses y colombianas.
El grupo fue acusado el pasado 4 de diciembre por conspirar para importar y conspirar para poseer sustancias controladas, conspirar para lavar dinero y otros cargos relacionados.
Colombianos los dueños de la droga
Los colombianos eran los dueños de la droga, coordinadores de la transportación marítima de los narcóticos, coordinadores del movimiento del dinero y personas a cargo de ejecutar los actos de violencia, incluyendo secuestros para forzar el pago de deudas de dinero a la organización.
La pandilla importaba cocaína, heroína y marihuana desde Colombia, Venezuela, Santa Cruz, San Tomas, República Dominicana y México.
Según la acusación, desde noviembre del 2010 a septiembre del 2012, los acusados que eran propietarios de los narcóticos en Colombia enviaban los cargamentos utilizando embarcaciones rápidas.
Estas embarcaciones salían de la parte norte de Venezuela y se encontraban con otros botes que partían de Puerto Rico para recibir la droga en un punto previamente acordado, aproximadamente 100 millas náuticas al sur de la Isla.
El ferry de Vieques a Fajardo
En ocasiones, la droga entraba primero a Vieques, donde se almacenaba por un tiempo breve hasta que era trasladada a Puerto Rico a través del ferry de Vieques-Fajardo.
La pandilla utilizaba además barcos con contenedores de carga que provenían de la República Dominicana para introducir el contrabando de cocaína y heroína en Puerto Rico.
Asimismo, algunos miembros de la organización viajaban a Venezuela y otros países y permanecían allí mientras los narcóticos eran transportados para actuar como garantía personal del pago de la sustancias controladas que entraban en Puerto Rico. Estas personas se conocen en el mundo del narcotráfico como “fiscales”.
Una vez se completaba la distribución de los narcóticos, los miembros de la ganga esperaban por instrucciones de los dueños de la droga sobre cómo enviar las ganancias generadas de los negocios ilícitos de vuelta a Colombia.
Transferencias a China y Panamá
Para eso hacían transferencias electrónicas a instituciones bancarias en Panamá y China. Hacían transferencias a través de Western Union a individuos en Colombia y Perú.
Se utilizaba mensajeros que viajaban a Puerto Rico desde Colombia, Venezuela y/o Florida en los Estados Unidos para recibir bultos con cantidades de dinero en efectivo que fluctuaban entre $500,000 y $600,000.



DALE CLICK AQUI PARA VER VIDEOS EN NUESTRO INSTAGRAM

MIRA ESTAS HORRIBLES FOTOS CLICK AQUI
loading...

No comments